Es un clásico ‘made in Spain’ que Doña Letizia comparte con sus hijas. Ahora entendemos por qué


 

Cuando supe con certeza que la Reina Letizia usaba el champú orgánico Go Organic de Farma Dorsch, sabía que tenía que probarlo. Todo lo que rodea a Doña Letizia en cuestiones beauty genera mucho interés, pero la realidad es que son contadísimos los detalles confirmados que tenemos sobre sus rutinas de belleza. Solo sus imágenes en actos oficiales, sus discursos como Embajadora de la FAO y alguna que otra instantánea de sus rutinas más cotidianas –como acudiendo a una feria de alimentación bio o comprando fruta en la emblemática Frutas Vázquez– nos confirman lo que es un secreto a voces: que a Doña Letizia le gusta mucho cuidarse. Por eso, de la misma manera que le preocupa lo que comen ella y sus hijas a diario, experimenta con bebidashealthy (es fan de la kombucha) y practica deporte con asiduidad y absoluta tenacidad, era justo y necesario que a la hora de elegir los productos de belleza que usa a diario siga el mismo patrón. Por eso, que escoja un champú made in Spainorgánico, es decir, carente de los archiconocidos sulfatos, siliconas, parabenes y petroquímicos varios, tiene todo el sentido del mundo. Y también lo tiene que locomparta con sus hijas. Porque aunque tenga bondades antiaging –reduce la caída y aumenta la densidad–, el hecho de ser un champú orgánico libre de esos ingredientes tradicionales de los que hablábamos antes lo convierten en un producto apto para uso familiar ya que ayuda a que el cabello esté más sano y (oh,sí) se ensucie menos

La explicación que dan los expertos a la teoría que relaciona champús sin detergentes con melenas más bonitas (y más limpias) es que al no dejar residuos químicos en nuestra melena, el pelo queda más limpio y que el cuero cabelludo está sano y puede llevar a cabo sus funciones con normalidad. Teoría que una servidora, obsesionada con el lavado del pelo, ha podido comprobar con el uso de este tipo de productos de lavado. Si nos ceñimos al champú de la Reina (nos tomamos la licencia de bautizarlo así) no es de los que hace mucha espuma (es lo que tienen las fórmulas naturales libres de detergentes), pero sí de los que limpia en profundidady permite, incluso, que los cabellos que tienden a engrasarse duren más tiempo limpios.

Todo eso por no hablar de la bonita historia que hay detrás de esta marca española, un laboratorio dermocosmético que nació hace más de 30 años cuando a su fundadora, Anna Fridda Dorsch, le confirmaron que la extraña enfermedad de su piel había sido diagnosticada como incurable. Sufría cicatrices, estrías y envejecimiento prematuro. Ella, que no quiso darse por vencida, y gracias a sus investigaciones -llegó a doctorarse en Medicina Natural- diseñó las fórmulas originales de Fridda Dorsch, marca específica para pieles sensibles y una de las pioneras en nuestro país en cosmética natural y orgánica. Además, es una empresa liderada por mujeres –Anna pasó el testigo hace años a sus hijas, Coral y Sonia– y eso siempre es un valor añadido. Seguro que para la Reina también lo es.

Champú Go Organic de Farma Dorsch (400 ml/41 €)

COMPRAR

 

Fuente: Vogue

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here