El sur de la Isla contará en un par de años con una nueva playa, si se cumplen las previsiones del Ayuntamiento de Guía de Isora, que lleva más de dos años trabajando en un proyecto que paliará la escasez de espacios abiertos al mar en la comarca y que revalorizará la costa de Playa de San Juan, concretamente la zona de Las Salinas, el lugar elegido.

De las opciones previstas, siete en total, el Ayuntamiento se decanta por una actuación que se extendería a lo largo de un kilómetro de costa y que incluiría, además de la playa, un área de charcos naturales que ya existen en el lugar, y el acceso a una zona de coladas de lava que se pretende preservar por su valor natural.

 

 

Esa es la propuesta que defiende el actual equipo de gobierno liderado por el alcalde, Pedro Martín, de entre todas las que se barajan. El proyecto, además, incluiría un paseo con parques infantiles, servicios de seguridad y vigilancia y hasta un recinto biosaludable. La oferta se complementaría con la creación de solárium y miradores aprovechando los espigones naturales del entorno.

Ya se han hecho los estudios batimétricos para analizar el relieve y las profundidades marinas, así como un seguimiento de las corrientes en este punto del litoral suroeste de la Isla. Las siete alternativas que están sobre la mesa dependerán de las soluciones técnicas que se adopten, es decir, de la colocación o no de espigones y de la anchura del fondo de playa, es decir, la zona de arena seca, de cuya extensión dependerá del paseo que se construya.

El coste económico de la playa de Las Salinas oscila entre los 2,7 y los 3 millones de euros. El proyecto forma parte de la estrategia marcada por el Ayuntamiento isorano desde hace años de recuperar zonas de baño actualmente degradadas para el disfrute público de la costa y crear paseos marítimos. Con esa idea se acometió la playa de San Juan y su paseo, y están en marcha los proyectos del paseo entre Punta Blanca y Alcalá o el del paseo y las calas de La Jaquita.

Paseo entre Alcalá y Punta Blanca

 

Playa de La Jaquita

Esta obra completará todo un proyecto de décadas de ir conquistando suelo nuevo en primera línea de mar para el uso de los vecinos”, reiteró el alcalde isorano, que lamentó la “lentitud burocrática” que se exige para sacar adelante una actuación de estas características.

Nuestra experiencia nos dice que cualquier obra que se acometa en la costa puede tardar entre cinco y siete años, por los múltiples estudios que se requieren y por la intervención de todas las administraciones implicadas”, manifestó Martín.

Contacto

Nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search