Patricia Kraus lleva más de tres décadas subida a los escenarios. Sellando un camino propio por el sendero que le apetecía descubrir, que quizá tenga su apertura en su temprana pasión por Janis Joplin. Todo eso desemboca en el espectáculo Pioneras, una colección de canciones de mujeres por las que siente una profunda admiración, que interpretará en el Pérez Galdós.

El concierto tienen un valor especial. Estaba fijado para el mes de marzo y, como la vida misma, se vio aplazado por el coronavirus. Ahora está fijado para el jueves 2 de julio y supondrá el reencuentro del emblemático espacio con la interpretación en directo, ajustado a la nueva normalidad en cuanto al aforo y la distancia social en la sala.

Para Kraus en esta vuelta no se trata simplemente de cantar canciones de otras personas. Es una afirmación de muchas de las cosas que ella, como mujer, ha vivido en el mundo de la música. «Esas canciones forman parte de mi vida. Y son mujeres que fueron verdaderos referentes, pioneras. Fueron mujeres que además de cantar fueron madres y tuvieron muchas vivencias. Que muchas estuvieron muy implicadas en el activismo social», manifiesta.

Fue Joplin la espoleta de todo. «Me la descubrió un amigo –cita su Little girl blue como una de sus canciones favoritas– y a partir de ahí empecé a conocer a muchas mujeres cantantes. Por ejemplo, a Janis le encantaba Bessie Smith y a través de ella pude descubrir a esa artista maravillosa», cita.

Para Kraus los tiempos no han cambiado tanto a pesar de la evolución de los últimos años. «Sigue siendo necesario hacer una afirmación mayor de la mujer dentro del mundo de la música. Por eso, por ejemplo, organizo en Madrid junto a Beatriz Ortega el festival FeminaJazz, para poder dar visibilidad al talento de muchas mujeres. El día que dejemos de organizarlo querrá decir que hemos avanzado lo suficiente para que la voz de las mujeres se imponga por sí sola», señala.

«El concierto cuenta con un hilo conductor»

De eso, en cierto modo, también va Pioneras, el espectáculo que lleva un año desarrollando y que ahora hace una parada «muy especial» en Gran Canaria. «Es un concierto distinto, porque cuenta con un hilo conductor. Interpreto esas canciones maravillosas y también algunas mías. Entre canción y canción aprovecho para hablar y contar la historia de esas canciones, de las mujeres que les dieron vida, y también lo que representan para mí», expone.Grandes mujeres

Bessie Smith, Billie Holiday, Sara Vaughan, Ella Fitzgerald, Nina Simone y, por supuesto, Janis Joplin forman parte del repertorio que Kraus pone en escena. «Se enfrentaron a muchas dificultades. A prejuicios sexuales, pero también a conflictos raciales. Durante la etapa de la segregación en Estados Unidos. Y lo hicieron con una valentía admirable».

La cantante tiene claro que con el paso de los años pocas cosas han cambiando en el mundo de la música. «En este caso a veces hay que enfrentarse a una doble barrera. Está esa dificultad que hemos abordado y que frena a muchas mujeres. Y luego está algo que ya es consustancial a todo aquel que quiera hacer algo que este fuera del mainstream de la industria, que quiere hacer algo diferente, y que se va a ver con muchas dificultades para poder hacer llegar su mensaje», añadió.

La artista, hija del eterno Alfredo Kraus, está acompañada en este espectáculo por Alejandra Saenz en la dirección de escena y Beatriz Ortega en la producción. La cantante cuenta en el escenario por la banda formada por Gherardo Catanzaro (piano), Yrvis Méndez (bajo), Pedro Porro (batería), Manuel Machado (trompeta) e Iñaki Arakistain (saxo).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here